26 Encuentro de la Red de Educación Alternativa



Algunas frases de entre las conclusiones de las mesas de trabajo.

1.
Somos actores de la Historia, por eso es tan importante contribuir a la construcción del pensamiento crítico en los estudiantes y en nosotros mismos.

2.
En la escuela alternativa está la esperanza de emancipación, mediante el análisis crítico, real de la vida.

3.
Estamos escribiendo la Historia de nuestro propia Red de Eduación Alternativa. Podemos partir de generar la duda, un pensamiento que vaya de lo simple a lo más complejo.

4.
El pensamiento crítico es un principio de vida que debe estar presente siempre. Enseñar a crecer como seres humanos íntegros, lo desarrollamos con una actitud de ir y venir, con la intención de formarnos como seres pensantes, en constante comunicación entre nosotros.

5.
Es importante que los actores participen de la acción política, como un trabajo sobre la consciencia social. El adoctrinamiento, en cambio es una forma de paternalismo.

6.
La Historia no es un objeto acabado sino un proceso en el que podemos incidir. Uno debe tomar postura acerca de los acontecimientos de nuestra sociedad, no debemos acoger la actitud fatalista de "no hay nada que hacer frente a la monstruosidad del mundo".

7.
Los maestros alternativos cuestionamos nuestras propias posiciones, compartimos y construimos herramientas metodológicas y teóricas con los estudiantes. Ayudamos a construir herramientas de análisis con los alumnos, mediante por ejemplo, la creación de categorías para clasificar, ver regularidades, coincidencias, hacer analogías, etc.

8.
El punto de vista de la educación alternativa es contrahegemónico y emancipador. El proceso dialéctico de crítica y autocrítica empieza en los docentes.

9.
Debemos provocar la toma de consciencia, compartir el sustento epistemológico en la formación de sujetos críticos, pasar de la multidisciplinariedad a la transversalidad. Considerar que existen múltiples verdades.
La Historia debe ser no lineal, viva y dinámica. También es fundamental para la construcción de la moral, como ese elemento que nos mueve a la acción. El pensamiento crítico forma sujetos conscientes de la realidad y capaces de incidir en ella.